Unidad de Ginecoestética Clínica Euskalduna

94 410 62 86

rssfeed REJUVENECIMIENTO ÁREA GENITAL

REJUVENECIMIENTO ÁREA GENITAL

A lo largo de la vida de la mujer se van produciendo cambios que afectan a la zona genital que acaban en el llamado síndrome de relajación vaginal, que no es otra cosa que el envejecimiento normal y natural de las estructuras genitales y fundamentalmente de la vagina y los tejidos que la soportan.

 

En mujeres más jóvenes, debido sobre todo a los partos, pero también a la edad, se produce una distensión o agrandamiento de las estructuras de soporte y una disminución de su elasticidad.

 

Con más edad y con la falta de estrógenos tras la menopausia se produce un adelgazamiento de esas estructuras que además se van volviendo más rígidas.

Leer más

Las pérdidas involuntarias de orina son una de las consecuencias más comunes del síndrome de relajación vaginal y es un problema muy frecuente entre la población femenina, que aunque no supone un problema grave para la salud, puede llegar a ser muy incómodo y hasta incapacitante.

 

Afecta a las mujeres con más edad debido a la menopausia y a la progresiva disminución de estrógenos, pero puede afectar también a mujeres más jóvenes por la debilitación de las paredes vaginales tras el parto. Se trata de un debilitamiento de los músculos del suelo pélvico que dificulta la retención de la orina en la vejiga y produce la expulsión involuntaria ante cualquier movimiento abdominal, ya sea reír, estornudar, toser, o agacharse.

 

El láser de CO2 Edge-Pulse Fraccionado es una tecnología nueva que se ha convertido en el procedimiento número uno para el tratamiento de las pérdidas involuntarias de orina, debido a que es un tratamiento muy sencillo y que consigue muy buenos resultados. El efecto térmico de la luz láser de CO2 produce un reforzamiento de las estructuras del suelo pélvico porque produce aumento de grosor de sus paredes, aumento de la concentración de colágeno y reordenación de las fibras de elastina.

 

La aplicación del láser se realiza en consulta, en una sesión de unos 20 minutos de duración y es prácticamente indolora. Después del tratamiento, se puede retomar inmediatamente la actividad habitual.

 

Una única sesión puede hacer desaparecer los síntomas en los casos más leves o mejorar sustancialmente en los más avanzados.

 

El paso del tiempo y la disminución de los niveles hormonales de estrógenos producen la pérdida de la concentración de colágeno y elastina de la piel y esto contribuye con el aumento del diámetro y pérdida de tensión vaginal.

 

El parto también provoca la pérdida de la estructura óptima de la vagina, pues el paso del bebe por el canal vaginal, estira, elonga y rompe muchas fibras que provocan su relajación.

 

La distensión vaginal produce en muchas mujeres una disminución de la satisfacción en las relaciones sexuales por la disminución en la sensibilidad que se produce.


El láser de CO2 Edge-Pulse Fraccionado es un procedimiento médico no quirúrgico, no invasivo, que utiliza el exclusivo efecto térmico de la luz láser de CO2 para la contracción y tensado del canal vaginal, y así crear una disminución en su diámetro. Este tratamiento mejora la calidad de vida sexual mediante el efecto tensor en las paredes.

 

La aplicación del láser se realiza en consulta, en una sesión de unos 20 minutos de duración y es prácticamente indolora. Después del tratamiento, se puede retomar inmediatamente la actividad habitual.

 

Este tratamiento puede complementarse con el relleno mediante acido hialurónico para producir un estrechamiento y acoplamiento aún mayor si fuera necesario.

La sequedad vaginal es la consulta ginecológica más frecuente relacionada con la actividad sexual y puede afectar hasta un porcentaje del 40% de las mujeres menopáusicas.

 

La falta de humedad y lubricación adecuada en la vagina debido a la disminución de estrógenos y la atrofia progresiva de la piel y las mucosas de toda la zona genital acaban produciendo en muchos casos:

 

-Molestias y falta de satisfacción durante las relaciones sexuales que pueden llegar a ser incluso dolorosas.

-Picor, escozor e irritación de toda la zona vulvovaginal.

-Alteración del ph vaginal con el consiguiente aumento de infecciones que empeoran los anteriores síntomas.

 

El láser de CO2 Edge-Pulse Fraccionado aplicado sobre las paredes vaginales y directamente sobre las mucosas de la zona genital, produce una rápida mejoría de todos estos síntomas. El efecto térmico que produce engrosa e hidrata las estructuras genitales, aumentando su lubricación y su vascularización.

 

Una sola sesión que se aplica en consulta en 20-30 minutos, puede obtener un gran efecto sobre la lubricación vaginal, puede hacer desaparecer las molestias y picores y reconstituir el ph vaginal.

 

Cuando la afectación sobre los genitales externos es importante, este tratamiento se complementa con plasma rico en plaquetas y células madre (PRP), para obtener unos resultados mejores y más rápidos.