Unidad de Ginecoestética Clínica Euskalduna

94 410 62 86

Tensado vaginal

El paso del tiempo y la disminución de los niveles hormonales de estrógenos producen la pérdida de la concentración de colágeno y elastina de la piel y esto contribuye con el aumento del diámetro y pérdida de tensión vaginal.

 

El parto también provoca la pérdida de la estructura óptima de la vagina, pues el paso del bebe por el canal vaginal, estira, elonga y rompe muchas fibras que provocan su relajación.

 

La distensión vaginal produce en muchas mujeres una disminución de la satisfacción en las relaciones sexuales por la disminución en la sensibilidad que se produce.


El láser de CO2 Edge-Pulse Fraccionado es un procedimiento médico no quirúrgico, no invasivo, que utiliza el exclusivo efecto térmico de la luz láser de CO2 para la contracción y tensado del canal vaginal, y así crear una disminución en su diámetro. Este tratamiento mejora la calidad de vida sexual mediante el efecto tensor en las paredes.

 

La aplicación del láser se realiza en consulta, en una sesión de unos 20 minutos de duración y es prácticamente indolora. Después del tratamiento, se puede retomar inmediatamente la actividad habitual.

 

Este tratamiento puede complementarse con el relleno mediante acido hialurónico para producir un estrechamiento y acoplamiento aún mayor si fuera necesario.