Unidad de Ginecoestética Clínica Euskalduna

94 410 62 86

Tratamientos para el rejuvenecimiento vaginal

A lo largo de la vida de la mujer se van produciendo cambios que afectan a la zona genital que acaban en el llamado síndrome de relajación vaginal, que no es otra cosa que el envejecimiento normal y natural de las estructuras genitales y fundamentalmente de la vagina y los tejidos que la soportan.

 

En mujeres más jóvenes, debido sobre todo a los partos, pero también a la edad, se produce una distensión o agrandamiento de las estructuras de soporte y una disminución de su elasticidad.

 

Con más edad y con la falta de estrógenos tras la menopausia se produce un adelgazamiento de esas estructuras que además se van volviendo más rígidas.

 

Es una dolencia que pueden afectar a muchas mujeres y está provocada tres causas fundamentales:

 

-Partos. El parto vaginal afecta a la estructura anatómica de la mujer. La cavidad vaginal puede verse alterada al perder su elasticidad y capacidad de tensión, así como quedar parcialmente dilatada tras el parto.

 

-Menopausia o descenso del nivel de estrógenos. Los estrógenos juegan un papel importante en la estructura de los tejidos vaginales. Con el descenso de estrógenos en la menopausia las paredes vaginales adelgazan y se van haciendo más rígidas provocando inflamación, sequedad e incluso mayor tasa de infecciones por el cambio de acidez o ph vaginal. Todo ello dificulta las relaciones de pareja.

 

-Envejecimiento natural que tiene los mismos efectos que el descenso del nivel de estrógenos.

 

Junto a estas tres causas, la obesidad actúa como un factor de empeoramiento en todas ellas por el aumento de la presión que produce sobre las estructuras pélvicas.

 

Leer más

 

El síndrome de relajación vaginal puede acarrear consecuencias, que aunque no son graves, sí pueden ser muy incómodas y afectar gravemente a la autoestima:

 

-Incontinencia urinaria por esfuerzo. Pérdidas leves de orina que se producen al realizar ejercicio físico, al reír o toser.

-Reducción de la sensibilidad durante las relaciones sexuales debido a la hiperlaxitud vaginal.

-Sequedad vaginal.

-Picor y molestias de la zona genital, incluyendo mayor incidencia de infecciones.

-Dolor o incomodidad durante las relaciones sexuales debido a la rigidez.


El REJUVENECIMIENTO VAGINAL CON LÁSER es un método seguro y eficaz para tratar el descolgamiento, la progresiva flacidez y la rigidez de la zona que provocan la pérdida de la forma estructural.

 

El láser CO2 Edge-Pulse Fraccionado aplicado sobre las paredes de la vagina, produce un efecto térmico que hace reaccionar esos tejidos, aumentando el grosor, la hidratación y la producción de colágeno en sus células, lo que produce de forma casi inmediata un aumento de la elasticidad y tensión de esas estructuras y una recuperación de la función vaginal de forma integral:

 

-Reduce el diámetro de la vagina.

-Reconstituye el ph vaginal.

-Recupera el tono y la lubricación de la vagina.

-Devuelve el control de la fuerza en la vagina.

-Recoloca la uretra para evitar pérdidas de orina.

 

Con lo que se consiguen tres efectos fundamentales y simultáneos:

 

-Corrección o mejoría de la incontinencia urinaria.

-Mejoramiento de la satisfacción sexual.

-Disminución o eliminación de las molestias producidas por la sequedad.

 

Y únicamente se deberá abstener de relaciones sexuales y evitar ejercicios físicos muy intensos durante unos días.

 

Según el grado de atrofia o laxitud vaginal, pueden ser necesarias sólo 2 o 3 sesiones, dejando que transcurra un mes entre sesión y sesión.